Ocultaban las fosas

Cuatro días antes de que aparecieran los cuerpos en Plaza Américas, en Boca del Río, Veracruz, al inicio de la administración de Javier Duarte, decenas de cuerpos fueron encontrados en 27 fosas clandestinas en el rancho El Renacimiento; sin embargo, la Fiscalía aseguró que se trataba de un rumor.

A esto se suma otro hecho ocurrido en septiembre de 2015, cuando varios cadáveres fueron hallados semienterrados en un islote en Alvarado, aunque también la Fiscalía aseguró que no eran víctimas, sino “bolsas de excremento de caballo”.

Según “La Silla Rota”, las familias de personas desaparecidas exigieron un informe oficial sobre esos lugares, pero la información tampoco se dio a conocer.

Este hallazgo fue confirmado por un informe entregado por la actual Fiscalía de Veracruz, que documenta la aparición de otras fosas con restos humanos que el gobierno de Javier Duarte de Ochoa, actualmente preso, ocultó a la opinión pública.

Según datos de la Fiscalía, de 2010 a noviembre de 2017 en Veracruz habían sido localizados 310 entierros clandestinos, de los cuales han sacado 553 víctimas a lo que se deben sumar los “grandes eventos”, como en Colinas de Santa Fe y Arbolillo.

Colinas de Santa Fe fue localizado por las madres del colectivo el Solecito y Arbolillo por un trabajo de inteligencia elaborado por la Secretaría de Marina Armada de México para localizar a tres infantes quienes habían sido privados de la libertad en el puerto jarocho, a principios del 2017, y quienes aparecieron sin vida en Arbollilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *