Vinculada con asesinato

Gisela Vázquez Alanís, presidenta municipal de Turicato, fue detenida ayer por su presunta relación con un homicidio en Puruarán, informaron autoridades de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) del estado.

Se le relaciona con el crimen del director de Seguridad Pública de dicha población, Humberto Dávila Echeverría.

Los resultados de las investigaciones arrojaron información suficiente para formular los cargos por el homicidio del exfuncionario municipal el pasado 23 de marzo en la plaza de la Tenencia de Puruarán, dieron a conocer autoridades.

Ese día, por la mañana, la víctima fue encontrada en el interior de su camioneta, que presentaba múltiples disparos de arma larga.

Por entonces se conoció que Dávila Echeverría había renunciado a principios de marzo al cargo de director de Seguridad Pública, pero hasta la fecha se ignoran las razones de la renuncia.

Además, María Gisela Alanís fue testigo de otro homicidio ocurrido en el lujoso fraccionamiento Altozano el pasado 14 de agosto en contra de Jorge G. M., presuntamente el autor material del crimen es su marido, cuyo paradero se desconoce hasta el momento.

Tras el homicidio, María Gisela identificó a la víctima como hijo de una regidora suplente de su municipio emanada del PRD. Según dijo, el joven de 28 años trató de matarla y su esposo la defendió disparándole al presunto agresor.

Además, la munícipe de Turicato relacionó al fallecido con actividades delictivas y al Cártel Jalisco Nueva Generación.

La alcaldesa priista fue arrestada por efectivos de la Policía Ministerial de Michoacán y será puesta a disposición ante el Juez de Distrito para que haga frente a los cargos que se le imputan.

Alcalde asesinado

En otro hecho, el presidente municipal de Huitzilan de Serdán, Puebla, Manuel Hernández Pasión, fue emboscado y asesinado la tarde del martes cuando regresaba de Zacapoaxtla, según reportaron fuentes policiacas.

De acuerdo con “El Universal”, el hecho se registró antes de las 5 de la tarde, cerca de Huahuaxtla. En el lugar quedaron decenas decasquillos de rifle R15 y pistolas 9 milímetros.

Como saldo del ataque al edil de Huitzilan, quien asumió el cargo en febrero de 2014 murió una persona más.

“Este es un crimen político. De eso no hay duda. Manuel no tenía problemas personales con nadie y era un presidente municipal ejemplar”, afirmó Juan Manuel Celis Aguirre, líder antorchista en el estado.

“El Movimiento Antorchista Nacional exige que el gobierno del estado investigue y encuentre a los autores materiales e intelectuales de este crimen. Además, queremos recordar que ya habíamos denunciado amenazas de muerte y atentados contra varios de nuestros compañeros y que en la Fiscalía General del Estado todas esas investigaciones están archivadas”, afirmó.

“Exigimos justicia ahora. Nosotros, cuando hicimos las denuncias de los otros atentados y amenazas, advertimos que, si la Fiscalía seguía sin investigar, podríamos lamentar un asesinato. Y aquí están las consecuencias. Estamos ya preparando una numerosa manifestación en la capital para exigir que este crimen sea castigado y que cesen los atentados contra nuestros militantes”, advirtió Celis Aguirre, también diputado federal. Este miércoles, una comisión del Comité Ejecutivo Nacional y diputados federales del Movimiento Antorchista acudirá a Puebla a pedir una audiencia con el gobernador, José Antonio Gali Fayad, para exigir que se castigue a los asesinos.

Es el segundo alcalde poblano ejecutado en lo que va del año, luego de que en enero pasado murió en un atentado el edil de Tepexco Antonio Vital, cuando viajaba sobre la carretera Atlixco-Izucar de Matamoros.

En marzo pasado, el ex edil de Altepexi, Delfino Alfonso Hernández, murió durante un presunto asalto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *