Brecha en acceso a internet

 México ocupa el último sitio en acceso a banda ancha fija y empresas con internet entre los países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

El Panorama de Economía Digital 2017 del organismo internacional menciona que en cuanto al uso general de internet, el 97% o más de la población utilizó el servicio en 2016 en Dinamarca, Islandia, Japón, Luxemburgo y Noruega, mientras que el 60% o menos lo hicieron en México y Turquía.

El año pasado 95% de las firmas de países de la OCDE tenían internet de alta velocidad, mientras que en 2010 era de 86%, donde México, Letonia y Polonia presentaron más incrementos.

“Sin embargo, hay grandes diferencias entre las grandes y las pequeñas empresas, especialmente en México, Grecia, Polonia y Turquía”, señala el informe.

De igual forma, la OCDE consideró que el acceso y la utilización de manera desigual de la economía digital podrían frenar su potencial en la sociedad mundial.

El informe añade que las tecnologías digitales tienen avances impresionantes, la infraestructura de internet mejora y el uso de herramientas digitales aumenta.

El organismo internacional afirma que el impacto social de las innovaciones digitales se ha hecho más evidente en diversas áreas, pero el progreso es desigual entre los países, las empresas y en las sociedades.

Ampliar el acceso a las oportunidades digitales y ayudar a los rezagados a ponerse al día aumentaría los beneficios de la transformación digital para las economías y la gente, consideró en el nuevo informe.

“Debemos habilitar a nuestros ciudadanos y empresas para el mundo digital, ofrecerles a tantos como sea posible un acceso asequible a herramientas digitales y a la adquisición de habilidades para usarlas al máximo”, dijo el secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría, en la reunión de la Red Parlamentaria Mundial.

El organismo afirmó que la política pública gubernamental no ha avanzado a la par de la innovación digital, ni de la transformación de las economías y las sociedades que dirigen las grandes empresas de tecnología.

Refirió que los países deben redoblar sus esfuerzos, invertir más en educación y en la adquisición de habilidades, además de fomentar un mayor uso de las tecnologías modernas como el análisis de datos masivos y los servicios informáticos en la nube, en especial entre las empresas pequeñas, para que el cambio digital sea más productivo e incluyente.

El acceso a Internet crece, las velocidades promedio son más rápidas y los precios disminuyen, resaltó la OCDE. Sin embargo, el uso de datos móviles aumenta más rápido en algunos países que en otros, Finlandia y Letonia, en particular, le llevan una gran delantera a los demás.

Sobre el uso general de Internet, 97 por ciento o un porcentaje mayor de la población utilizó Internet en Dinamarca, Islandia, Japón, Luxemburgo y Noruega en 2016, mientras que solo 60 por ciento o menos lo hizo en México y Turquía.

Precisó que más de 95 por ciento de los jóvenes entre 16 y 24 años interactuaron en línea contra menos de 63 por ciento de los adultos entre 55 y 74 años.

Indicó que durante el año pasado 95 por ciento de las empresas de los países de la OCDE tenían Internet de alta velocidad, contra 86 por ciento en 2010; los mayores incrementos ocurrieron en México, Letonia y Polonia.

Sin embargo, hay diferencias enormes entre las empresas grandes y las pequeñas, sobre todo en México, Grecia, Polonia y Turquía, y apunta que las empresas pequeñas también están rezagadas en el uso de herramientas modernas como el análisis de datos masivos y los servicios informáticos en la nube.

Los gobiernos también deben trabajar juntos para resolver los riesgos de la seguridad y privacidad digitales en medio de la creciente preocupación por las violaciones a la protección de datos y los incidentes de seguridad que ponen en riesgo la aceptación de los servicios digitales, consideró el organismo internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *