Tercia de motines

Ayer se registraron tres hechos violentos en los penales de Cadereyta, Nuevo León, y Reynosa, Tamaulipas.

Trece reclusos murieron y 25 resultaron heridos en la revuelta que se registró en la cárcel de Cadereyta, que motivó la intervención armada de la policía, informaron las autoridades del Estado de Nuevo León.

El portavoz de Seguridad, Aldo Fasci, dijo en una conferencia de prensa que un grupo de unos 40 internos comenzó la revuelta la madrugada del martes en la cárcel, unos 45 kilómetros al sur de Monterrey, y mató e incineró a un preso.

Después de un intento de diálogo con un plazo perentorio, la policía intervino, pero “se contaminó la situación y participaron alrededor de 250 internos en esta segunda etapa”, en la que hubo también enfrentamientos entre grupos rivales dentro de la cárcel, dijo el funcionario.

“Se tuvo que tomar la determinación por las fuerzas del orden de hacer uso de fuerza letal para impedir que asesinaran a los custodios y asimismo para impedir que asesinaran a otros internos”, afirmó Fasci.

“Tenemos que esperar las autopsias para determinar cuántos fueron muertos por acciones entre los grupos delictivos —entre venganzas y golpes entre ellos— y cuántas por el uso de fuerza letal”.

Ocho de los lesionados están en estado grave.

La televisión mostró columnas de humo que se alzaban desde distintos puntos de la prisión.

Fasci dijo que las entradas fueron bloqueadas por los presos con cajas y colchones incendiados y los reclusos usaron escombros y armas punzocurtantes, con las que le perforaron un pulmón a un agente policiaco.

En otro hecho similar, autoridades estatales informaron que nueve muertos y dos heridos fue el saldo de una riña que se presentó ayer en el Centro de Ejecución de Sanciones (Cedes) de Reynosa, Tamaulipas.

“Las 9 personas que murieron en la riña del Cedes Reynosa eran internos; igual los dos lesionados. Las detonaciones fueron de custodios para disuadir”, precisó un mensaje de la Vocería de Seguridad de Tamaulipas.

La Secretaría de Seguridad informó que los internos utilizaron piedras y palos en la riña. La situación se reportó controlada hasta las 5 de la tarde.

Desde las 1 de la tarde se reportó una movilización en el centro penitenciario, donde acudieron policías estatales y ambulancias de cuerpos de socorro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *