Más de mil personas en el gremio de matarifes

En el mercado de San Benito y en el rastro desde temprana hora se terminaron las labores de los abastecedores que, como cada 10 de agosto, puntuales acudieron a su cita con la Virgen de la Asunción.

Desde antes del mediodía, la tranquilidad que imperaba en el Barrio de San Sebastián se interrumpió con el estruendo de los voladores y de las hiladas que anunciaban la llegada al recinto de los integrantes del Gremio de la Coronación, que, desafiando al sol, hora y media antes salieron con gran devoción desde la colonia Melitón Salazar.

La presidenta de este gremio, Mildred Zapata Moguel, de ya 69 años de edad, dijo a que desde niña comenzó a participar en el gremio que fundara su madre, la señora Justina Moguel, por lo que con tristeza observa que la participación de los jóvenes sea cada vez más escasa.  Hoy faltó gente para que cargue todos los estandartes que tenemos, solo sacamos 35”, dijo la entrevistada, quien comentó que antes de venir a San Sebastián pasaron a saludar a Santa Clara, que se festeja el día de hoy en la capilla de su colonia.

El presbítero, Lorenzo Mex Jiménez, salió a recibirlos, y a su ingreso al recinto se realizó el tradicional saludo de estandartes con los integrantes del Gremio de Matarifes, que tiene ya 85 años de antigüedad, y que es uno de los más populares debido a que después de los eventos religiosos se organizan bailes y otras actividades para los vecinos.

Al respecto el señor Mervin Narváez Ciau, representante del gremio, destaca que fue fundado hace 85 años por el señor Juan B. Chalé, y que en esta ocasión contaron con 95 estandartes y banderas.

“Cada año venimos con gran devoción y alegría a visitar a la Virgen de la Asunción, para agradecerle, así nos lo enseñaron nuestros padres y así se lo enseñamos a nuestros hijos y nietos”, dijo el entrevistado mientras salía del repleto recinto.

A las puertas esperaban los integrantes de la Banda Estilo Sinaloense San Román de Akil, que, al integrarse a la procesión, interpretaron temas propios a la ocasión, mientras que adelante, la columna era encabezada por un numeroso grupo de jinetes, que acompañados de sus hijos avanzaron hacia la casa del organizador actual del gremio, Carlos Herrera Chalé.

Tal fue el caso de don Roberto Chalé, quien comentó que lleva 12 años acudiendo participando en el gremio con diferentes caballos, “es una tradición muy bonita que no queremos que se acabe, y por ello me gusta venir con mis niños”, señaló.

La columna de participantes se llegó hasta las canchas del ex rastro donde se ofreció un baile y comida a los asistentes.

Para este sábado y domingo continúan las fiestas religiosas con la entrada de los gremios “Transito de María a los cielos” y “Obrero”, respectivamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *